SEAMOS PROACTIVOS EN BUSCA DE UN PAIS JUSTO


BIENVENIDOS


EN ESTE BLOG, PODRÁS OPINAR SOBRE LAS INSTITUCIONES QUE RIGEN NUESTRO PAIS, SU ENTORNO SOCIAL Y LAS CONDICIONES EXTERNAS QUE AFECTAN NUESTRO ACTUAR

sábado, 4 de junio de 2011

MOVIMIENTO SOCIAL ECOLOGISTA O VERDE

El Movimiento social ecologista también llamado movimiento verde o ambientalista, es un movimiento político, social y global, encargado de la protección del medio ambiente para satisfacer las necesidades de los humanos, bajo estas reglas y esta visión los ecologistas realizan una crítica social y proponen la creación de leyes que protejan a nuestro planeta Tierra.

El movimiento ecologista está unido con un compromiso para mantener la salud del ser humano en equilibrio con los ecosistemas naturales; el movimiento considera a los seres humanos como una parte vital de la naturaleza y no como algo separado de ella.

El movimiento ecologista está dividido en tres raíces principales:
1) La conservación y regeneración de los recursos naturales.
2) La preservación de la vida silvestre y el movimiento para reducir la contaminación.
3) Mejorar la vida de los seres humanos.

Gracias a movimientos ecologistas la conciencia pública y las reformas ambientales ha mejorado en los últimos años. Las preocupaciones del planeta se han ampliado a conceptos como la sostenibilidad, el agujero del ozono, el cambio climático, la sustentabilidad, el efecto invernadero, el calentamiento global, la lluvia acida y la contaminación genética. 

Así, hemos visto el extenso desarrollo del ecologismo a lo largo del siglo XX. Una nueva tendencia en los movimientos sociales que, desde el informe del Club de Roma de 1972, ha ido poco a poco adquiriendo conciencia realmente del enorme cambio que es necesario en las políticas medioambientales, debido a la alarmantemente alta crisis ecológica que vive el mundo en nuestros días. El calentamiento global, el deshielo, los desastres naturales, etc. todo ello hace evidente la necesidad de un cambio radical a la hora de entender las relaciones con el medio ambiente y entre los diferentes estados.

Sin embargo, y pese a los alarmantes informes de los organismo internacionales acerca de la crisis medioambiental que se avecina a pasos agigantados, la contaminación y polución medioambiental son problemas que se siguen dando hoy en día con tanta frecuencia que cuando se elaboraron los primeros informes ambientalistas. Como necesidad real de fomentar nuevos acercamientos entre los países para reducir estos alarmantes datos, se convocaron a finales de siglo tres conferencias, Nairobi, Río y Tokio.
La declaración de Nairobi (Kenya) es convocada por la ONU en 1982, donde se ratifican las necesidades de Estocolmo y fomenta una renovación de políticas medioambientales.
La declaración de Río (Brasil) es una nueva conferencia internacional convocada por la ONU en junio de 1992, muchísimo más numerosa que las de Estocolmo y Nairobi, con presencia de hasta 172 gobiernos de países de todo el mundo, donde se analizan el impacto que tienen en el medio ambiente determinados sistemas y métodos de producción, como el petróleo , las fuentes alternativas de energía renovable para fomentar un mayor equilibrio con el medio ambiente, la creación de un sistema de transportes públicos más sanos y ecológicos para evitar la contaminación de humos y gases a la atmósfera, la congestión de los grandes núcleos urbanos, el alarmante problema de la escasez de agua....y los métodos para alcanzar sistemas de desarrollo sostenible con el medio ambiente.

Por último, la declaración de Kyoto (Japón) elaborada por parte de los países más industrializados el 11 de diciembre de 1997, que se reúnen en la capital japonesa con el objetivo de elaborar planes de reducción de los gases contaminantes a la atmósfera, que producían el efecto invernadero (calentamiento de la tierra por la capa de polución atmosférica), donde los gobiernos se comprometieron a reducir progresivamente un 5% las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera hasta un plazo máximo del 2012. El acuerdo entro en vigor en febrero de 2005 con un firme propósito de los países firmantes de reducir el cambio climático negativo que provocaba inestabilidades atmosféricas y mejorar así el medio ambiente, señalando la comisión de Kyoto que “estos cambios repercuten en el ecosistema y nuestras economías” reconociendo que estas medidas únicamente se toman por motivos económicos, ya que una fuerte inestabilidad medioambiental provoca también una crisis económica. Cada país, en función de sus emisiones contaminantes estaba obligado a reducir un porcentaje concreto de sus gases para lograr una estabilidad medioambiental.

Sin embargo, aunque todos los países lo firmaron, únicamente Estados Unidos lo rechazo rotundamente al considerar que ello supondría una pérdida económica en sus industrias inaceptable en comparación con el riesgo contaminante que producía, y hoy este tratado, base de la renovación medioambiental está en la mesa de actualidad ecológica de todos los países del mundo por un mayor compromiso con el medio ambiente.


Referencias: 
·         Historia del movimiento ecologista, Recuperado en: 2011,06,02; disponible en: <http://www.alasbarricadas.org/ateneovirtual/index.php/Historia_del_movimiento_ecologista >

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada